Bienvenido a casa


Dado el éxito que ha tenido nuestra última publicación con Max Ryder, hoy les presentamos otro video en el que hace pareja junto a nada menos que Jake Bass. Dos que van a hacer arder la pantalla. Se los puedo asegurar. Pasen y vean.

En realidad, no podríamos asegurar que el éxito de Jim y Max se haya debido exclusivamente a la presencia del rubio estadounidense. Sabemos a la perfección que el húngaro tiene condiciones suficientes como para arrastrar multitudes. Sin embargo, Max Ryder ha sido, desde su primera aparición frente a una cámara, una estrella indiscutida.

Ni hablar del canadiense Jake Bass, quien aun hoy, con sus 28 años y ya retirado de la industria del porno, la rompe en las redes sociales y aglomera seguidores por donde quiera que vaya. El bello Jake (el chico de los tatuajes y esas argollas horribles que solo en él puedo aceptar) supo llevar adelante su carrera con un desenfado y un carisma que no son comunes en un mundo tan competitivo como lo es el del porno gay. En alguna de las versiones censuradas de nuestro blog, tuvimos oportunidad de publicar videos de sus comienzos en Videoboys, la productora de Montreal donde hizo sus primeros trabajos. Pero sin ninguna duda, su gran suceso tuvo lugar cuando Jake Jaxxon, fundador y alma pater de Cocky Boys, logró que el chico firmara un contrato de exclusividad. Surgió así el Proyecto GoGo Boys, una especie de reality show porno, donde JB destacó en un rol de marica mala que supo dejar huella en la historia del porno gay. El personaje lo acompañaría a lo largo de toda su carrera, durante la cual fingió enemistades con casi todas las grandes figuras del porno contemporáneo.

El video que presentamos hoy forma parte de esa producción y muestra una especie de reencuentro-reconciliación con Max, con el que se había pasado todo el tiempo discutiendo ácidamente durante todo el programa. Para quienes comprenden el inglés, muchas de sus discusiones pueden verse aun en la web y les puedo asegurar que no tienen desperdicio. No por nada Jake Bass fue, durante mucho tiempo, la musa inspiradora de nuestra marida, que a la hora de atacar con su lengua filosa es tanto o más eficiente que en su rol de chupapijas. 

Pero más allá de las anécdotas, esta es una escena que hará las delicias de muchos. No solo porque tanto Max como Jake están más buenos que una caipiriña, sino también porque presentan una pequeña historia que bien podría ser la de cualquiera de nosotros, con ternura, charla, seducción y (¡por supuesto!) sexo apasionado. Detalle importante para Peace: hay ida y vuelta, juas.



















































Habiendo dicho ya todo lo que tenía que decir y mostrado todo lo que tenía que mostrar, procedamos ahora a disfrutar de la función. Esta vez (ante las reiteradas quejas de los bananeros hartos de los pop ups de Overload) vamos a ver si va mejor presentando el video en Mega. Ya me dirán ustedes qué prefieren. Espero sus opiniones.






2 comentarios:


  1. Uau! ¡Como me han puesto han puesto esos dos! Me encanta ese intercambio y me pone a mil...

    Un abrazo.
    ResponderEliminar
  2. Brillante viedo, excelente calidad, Hoy Que Max Ryder no estaba eclipsado por mi amadisimo Jim Keroac, parece visto al rubito yanki con otros ojos jajaja.

    Besitosss !!!
    ResponderEliminar
Ponelo con ganas

Comments